Leídos: 1091 veces
Si exagerásemos nuestras alegrías como nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia
Calificación de frase-numero-115