Leídos: 882 veces
MI CASA NO ES LA SUCURSAL DEL BANCO.
Calificación de frase-numero-1229