Leídos: 1220 veces
La condena de amar de verdad, de llorar con dolor, de reir con prioridad, de sentir pena o impotencia que brota de lo más profundo, es algo con lo que vivo. No es ser soñadora es simplemente que hay personas como yo, que no nos mueve las modas, las costumbres ni los comportamientos ajenos, sino más bien nos mueve el corazón para todo aunque aveces te hunde pero tambien te hace sentir con la pureza y la sinceridad. Y no dejar se pierda eso hoy día, creeme que no es fácil pero para que ser como las demás, si puedo ser yo misma desde que nací . Los valores, el respeto y el sacrificio todos los días y sobretodo cuando de verdad siento antepongo la sonrisa ajena a la mía, pues a ver la sonrisa de felicidad de quien quiero me llena más que nada.
Calificación de frase-numero-12852