Leídos: 1019 veces
Necesito tus ojos como la brisa, como el aire para respirar, porque todo lo demás me ahoga. ¿No te gusta que te necesite? Pues lo siento, ya me dirás cómo lo hago para evitarlo. Yo me entiendo.
Calificación de frase-numero-12979