Leídos: 3051 veces
Me acostumbré a estar sola, son tantos años ya. Que para que dañar ni hacer mal. Nunca lo hice ni lo haré. Hasta siempre. Y al menos lo intente cuando lo sentí de verdad. Hace mil años. La ignorancia es mi mejor aliada.
Calificación de frase-numero-13336