Leídos: 597 veces
A partir de ahora sólo escucharé a mi corazón, si me decía el mar es ella, lanzate aunque no sepas nadar, y hazlo ya, debí hacerlo. L
Calificación de frase-numero-13384