Leídos: 853 veces
Y sigo sin saber bien porqué despierta una ternura en mí, que nunca pude sentir por nadie.
Calificación de frase-numero-13507