Leídos: 1251 veces
Ayer, con un viejo amigo, comprobé que el cuerpo se muere lentamente cuando tú corazón envejece, aunque ya seas más sabio y noble que nunca. El corazón, es la vida y el camino, y si un día explota de tanto amar, no importa, te irás siendo eternamente joven. Lb
Calificación de frase-numero-13523