Leídos: 445 veces


Quererte es fácil, es como respirar, y para sonreír me basta con pensarte...

Quererte es fácil, es como respirar, y para sonreír me basta con pensarte, pero a veces, a veces no sé qué me pasa con todo lo demás. Lb

Cópialo y pégalo en tu Facebook:
Calificación de frase-numero-13537