Leídos: 1471 veces
Eres la única persona con la que puedo ser feliz, con la única con quien quiero estar. Creeme, es así. O evitar que siga cayendo por esta pendiente. Sabes que nos necesitamos. No me asustan los problemas, ni los que se que tienes, lo se, ni los míos. Ni tu pasado ni el mío. No voy a jugar contigo, y no me vas a hacer daño, porque te conozco, porque sé cómo eres en realidad, no perfecta, ni yo, pero sí como acepto y te quiero. Vamos a hablar de una vez, en persona, serenamente, sin miedo y poner paz a nuestras vidas. Danos esa oportunidad, a ti y a mi. Tú alma y la mía quieren hablarse. Lo que sea será bueno. Los dos somos ya adultos. Dime cómo, dónde, con quien quieras si así lo deseas, y salgamos de este espacio que sólo nos hace daño. Esta vez no te fallaré, te lo juro por mi madr. Donde quieras iré. Tú quieres mi felicidad, yo la tuya, pues vamos a desenredarlo todo de una vez, los dos lo necesitamos. Yo creo que ya hemos pasado demasiado, que ya es el momento. Nada puede ya hacernos daño, sólo este silencio que nos devora
Piensa dónde, cómo, cuando y así lo haremos. Y no te agobies, tranquila, cuando tú lo decidas.Un beso.
Calificación de frase-numero-13552