Leídos: 1651 veces
Nada, absolutamente nada en este mundo, se construye o crece sin respeto. Respeto a los demás y respeto a uno mismo. Y nunca es tarde para comprenderlo si se aprende la lección.
Calificación de frase-numero-13573