Leídos: 1438 veces
Pero tú eres mil veces más dulce que las fresas con chocolate, que sé que te gustan, como a mí, pero como tú, no existe otro dulce, del que nunca te cansarías.
Calificación de frase-numero-13795