Leídos: 545 veces
Espero un día encontrar el cuerpo que no tenga mil huellas, un cuerpo que se estremezca por hacerle cosas aún sin conocer, un cuerpo al que dibujarle el amor con besos y caricias. Quiero un cuerpo que sueñe y se ilusione. No quiero un cuerpo usado, sin novedad para darle, maltratado y usado como carne y amistades cariñosas. Lo siento llámame exquisita pero merezco una piel digna de mí y que me haga pelear por ser yo quien la bese día y noche, cuide. Lo siento mucho, pero no eres lo que merezco. Y soy sincera. Un cuerpo sin ilusión es para personas sin nada que dar. Y yo no quiero eso en mi vida. No te insulto con mis palabras, cada persona elegí lo que quiere y necesita. Te firmo con una O.
Calificación de frase-numero-13852