Leídos: 275 veces
E - Dareo, la felicidad no es el destino, estoy seguro que está en el viaje.

D - No Eustace, como te dije, el control de muchas cosas que te procuran felicidad escapa a tu control y la felicidad, querido Eustace, en toda su plenitud existe, pero no aquí, tienes que completar el viaje tomando las decisiones correctas, será entonces cuando el lado positivo de la vida te considerará merecedero de la felicidad en toda su plenitud.

E - Y si se termina el viaje y no he acertado, dime Dareo ¿qué pasaría?.

D - Tranquilo Eustace, el viaje empezará tantas veces sea necesario y que el infierno no existe más allá, a ratos y temporadas... ya estás en él.
Calificación de frase-numero-15430