Leídos: 469 veces
Por lo tanto y en definitiva me importas un carajo. Y jamás en mi vida tocaría ese cuerpo, no me produces valor ante mis ojos, ni mereces nadie pelee por tenerte. Para mí no eres ni te quiero. Jamás te tendría respeto ni te valoraría. Porque sería incapaz de tocar el juguete usado y roto que vistes por cuerpo. En difinitiva que te vaya bien con quién te cuadre ahora. Seas quien seas. Buenas noches
Calificación de frase-numero-15847