Leídos: 276 veces
Nunca me preocupe de atar a una persona a mi lado, pero si de dejar una sonrisa o mi granito de arena a cada persona que en mi camino se cruza. Y lo bueno es que pasado un tiempo se vuelven a cruzar los caminos y me devuelven esa sonrisa al verme. Eso para mí, es vivir! No voy atar, perseguir ni pelear por una persona. Las personas eligen su destino y compañía. Todo tiene un sentido en esta vida, y yo disfruto descubriendolo. Suerte a todas las personas con sus caminos. Que del mío me ocupo yo. Y lo gracioso es que vivo para perderlo uno y otra vez, y así quizás, algún día el final tenga más sentido que el propio camino.Quién sabe!? Salud
Calificación de frase-numero-16679