Leídos: 250 veces
De pequeño pasé mucho tiempo solo, de ahí mi amistad con las bicis. Los problemas económicos, el estrés que se respiraba en casa y el exceso de *lid*, en una pequeña ciudad del extrarradio madrileño en la que, en aquellos últimos años 80, se juntaban los edificios de viviendas de 7 plantas con el paisaje rural, una vaquería, ovejas pastando en los parques, un trigal flanqueando mi edificio, olivares, en fin, vestigios de lo que fue en el pasado aquella pequeña urbe. A mis pocas amistades, sus padres [email protected] tenían muy contro*ados, deberes, salidas, entradas, extraescolares forzosas, amiguitos forzosos, etc. No elegían ni la ropa que se ponían. Pues bien, a mi eso NO. Fui un niño solo, pero a mi *lid*.
No he tenido ni tengo amigos de verdad.
Con 12 años nos mudamos a Madrid, a casa de la abuela, la crisis del año 94 y su paro nos ha dejado sin techo. solo me dejan llevar una caja de cartón con lo que quepa dentro de ella. La casa de la abuela mide 55.m2 .... y éramos en total 5 personas ..::3 tocábamos a 11 m.2 por persona. Perdí todos mis juguetes, las plantas y pequeños cultivos que organizaba con toda mi ilusión en la terraza, perdí mi bici, los trigales, el lago del soto, la vaquería, las
Calificación de frase-numero-17114