Leídos: 963 veces
Anoche cuando me desperté, mis ojos se humedecieron y entonces comprendí lo mucho que yo te quiero.
Calificación de frase-numero-2446