Leídos: 961 veces
Los arrebatos de celos y de rabietas infantiles nos han llevado hasta esta situación. Creo que no tenemos arreglo.
Sólo nos queda decirnos elegantemente. Adiós.
Calificación de frase-numero-3107