Leídos: 1405 veces
"Ya solo quedan las cenizas
de tu desprecio y un tizón
que me hace arder el corazón.

Yo te entregué lo que quedaba
de mi conciencia torturada,
y te serví lo que yo soy
para ti mi único amor".
Calificación de frase-numero-3713