Leídos: 1151 veces
Ese momento incomodo, cuando gritas "—¿Donde esta mi lápiz!?" y después te das cuenta que estaba en tu mano.
Calificación de frase-numero-414