Leídos: 1538 veces
Los camaleones son verdes y cambian de color, pero tu eres gilipollas y no te cambia ni Dios
Calificación de frase-numero-489