Leídos: 873 veces
Sigo contando y poniendole nombre a las estras, no puedo evitar sonreir.
Calificación de frase-numero-5225