Leídos: 2540 veces
No huyo... solamente he puesto los pies en el suelo: hay cosas que no se pueden cambiar (ni la edad, ni el miedo a hacer daño a las personas que te quieren). A veces preferimos vivir en la mentira, para que otros vivan su verdad. Te adoraré siempre.
Calificación de frase-numero-5589