Leídos: 2150 veces
Escribí tu nombre en la arena, vino el mar y lo borro. Lo escribí en plata y oro, pero el tiempo lo fundió. Lo escribí entre las plantas, pero el aire lo marchitó. Nadie aguanta como yo, que en el corazón lo llevo escrito y aún nadie lo borró.
Calificación de frase-numero-6399