Leídos: 1126 veces
No ames a quien amó, ni sufras por quien sufrió, ni creas a quién mintió (metete en casa con la cabeza debajo de la almuhada y seguro que así estarás a salvo; siempre que no se te caiga el techo encima, claro) ARRIESGATE, POR LO QUE QUIERAS! Vos no aprendereis nunca!!
Calificación de frase-numero-6959