Leídos: 1748 veces
Enojarse, hacer puchero, estirar la trompita para imponer ternura.
Calificación de frase-numero-8752