Leídos: 2237 veces
Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.
Calificación de frase-numero-9611